Macbeth: 10 datos que no sabías de la famosa tragedia de Shakespeare

0

Macbeth de Shakespeare es una de las tragedias más famosas e importantes del autor inglés. ¿Pero sabías estas 10 curiosidades?

datos curiosos macbeth

Escrita hacia 1606, Macbeth es una de las obras más populares y representadas de Shakespeare.

Te puede interesar: Matar un ruiseñor: 10 datos que no conocías del famoso clásico estadounidense

Basada principalmente en relatos históricos, la obra narra la historia brutal y sangrienta de un noble escocés cuya ambición asesina lo destruye. Shakespeare cambió parte de la historia para asegurarse de que la obra fuera del agrado del rey James I de Inglaterra, que era escocés.

Antes de decirte varias curiosidades sobre Macbeth, te haremos un pequeño resumen de esta tragedia que narra la historia de Macbeth, un valiente general escocés que, tentado por la profecía de tres brujas y estimulado por su esposa, Lady Macbeth, asesina al rey Duncan para apoderarse del trono.

A partir de este acto, Macbeth se ve consumido por la ambición y la paranoia, lo que lo lleva a cometer más asesinatos para asegurar su poder. La obra explora temas como la ambición desmedida, la culpa, la traición y la corrupción del poder. “Macbeth” es una de las obras más famosas de Shakespeare y una de las tragedias más intensas y sombrías de la literatura universal.

10 curiosidades sobre Macbeth

Macbeth es la tragedia más corta de William Shakespeare con alrededor de 17,121 palabras (en inglés) en cerca de 2.500 líneas (el número exacto depende de la versión y el idioma). Hamlet, en cambio, es la tragedia y la obra más larga del Bardo, con algo más de 4.000 líneas.

Con una velocidad media de 1.000 líneas por hora, los tiempos de representación estiman que Macbeth es una hora y media más corto que Hamlet. La corta duración de Macbeth puede ser una de las razones por las que se representa con tanta frecuencia.

Supuestamente, pronunciar el nombre de la obra en un teatro conlleva una maldición.

Los actores suelen llamarla “la obra escocesa”. Nadie está seguro de dónde surgió esta idea; algunos dicen que se debe a que el actor que interpretaba a Lady Macbeth en la primera producción murió durante la representación de la obra.

Otra teoría es que los hechizos de las brujas que Shakespeare utilizó en la obra eran reales. Si un actor comete un desliz, se supone que debe salir de la sala, dar tres vueltas, escupir, decir una palabrota y luego llamar a la puerta para volver a entrar.

Mac Bethad mac Findláich fue el rey de Escocia a mediados del año 1040, aunque Shakespeare no reprodujo la historia en su obra, hay algunos puntos en común entre la realidad y la ficción.

Macbeth mató al rey Duncan para hacerse con el trono, aunque en la vida real esto ocurrió en la batalla, no mientras Duncan dormía en el castillo de Macbeth. Además, la historia nos dice que, en lugar de ser un rey mayor y muy querido, Duncan era un gobernante joven y bastante ineficaz.

El Macbeth real, a diferencia de la versión de Shakespeare, gobernó una Escocia estable durante diecisiete años y fue un líder bien considerado por su pueblo.

Banquo, como los demás personajes de Macbeth, está vagamente basado en una persona real. El rey James I (James VI de Escocia) afirmó que su ascendencia a través de la dinastía Estuardo se remontaba a Banquo, un amigo del verdadero Macbeth. Banquo aparece en la obra bajo una luz positiva, lo que Shakespeare pudo haber hecho en un esfuerzo por complacer al rey Jacobo.

En la obra, las Hermanas Extrañas le dicen a Banquo que “conseguirá reyes, aunque tú no seas ninguno” (Acto 1, Escena 3), en alusión directa al ascenso al trono del rey James I.

El rey James VI de Escocia, más tarde rey James I de Inglaterra, publicó el libro Daemonologie en 1597. El libro se centra en demostrar la existencia de la brujería y la mejor manera de castigar a las brujas.

La representación de la brujería en Macbeth es sorprendentemente similar a las creencias expresadas por el rey James en su libro. Los estudiosos especulan que Shakespeare quería complacer al rey o burlarse sutilmente de su obsesión por la brujería.

Shakespeare sólo se refiere a un rinoceronte una vez en todas sus obras. La referencia se hace en el Acto 3, Escena 4, cuando Macbeth despotrica contra el fantasma de Banquo:

A lo que el hombre se atreve, yo me atrevo.
Acércate como el oso ruso,
al rinoceronte armado o al tigre de Hircan;
Adopta cualquier otra forma, y mis firmes nervios
nunca temblarán.

Shakespeare agrupa al rinoceronte con otros animales salvajes extranjeros para subrayar las declaradas pretensiones de intrepidez de Macbeth en contraste con su completa cobardía ante el fantasma.

Las adaptaciones de Macbeth han cambiado el escenario y la época de la obra de diversas maneras. Scotland, PA (2001) sitúa la historia en un restaurante de comida rápida a principios de los años setenta. Presenta la que quizá sea la versión más cambiada de la famosa tragedia, invirtiéndola para convertirla en una comedia negra.

El protagonista de la película, Joe McBeth, se ve empujado a cometer asesinatos por su codiciosa esposa. Tres hippies se unen a la refriega, y ambos McBeth pierden la cordura mientras intentan conseguir el sueño americano.

La malvada reina de la película de Disney Blancanieves y los siete enanitos (1937) llega a extremos asesinos para conservar su título de “la más bella de todas”.

Esta icónica villana se basa en parte en la intrigante esposa de Macbeth, Lady Macbeth. El productor cinematográfico Walt Disney dijo que la reina era “una mezcla de Lady Macbeth y el Lobo Feroz”.

Aunque Macbeth pudo haberse representado ya en 1606, no se publicó hasta 7 años después de la muerte de Shakespeare, como parte de su Primer Folio (1623). Fue recopilado por sus amigos actores John Herminge y Henry Condell y contenía 36 de sus obras, 18 de las cuales no se habían impreso antes y no habrían sobrevivido de otro modo.

El motín de Astor Place en 1849 fue el resultado de una rivalidad entre dos actores: el inglés William Macready y el muy popular estadounidense Edwin Forrest. En mayo de 1849, ambos competían en la representación de Macbeth en Nueva York. Los seguidores de Forrest atacaron el lujoso teatro Astor Place de Manhattan, donde actuaba Macready. Un panfleto publicado poco después describía la escena: “El suelo estaba ahora cubierto de muertos y heridos, el pavimento manchado de sangre”.

Compra Macbeth de Shakespeare

¿Ya conocías estos datos curiosos sobre Macbeth de Shakespeare?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *