Matar un ruiseñor: 10 datos que no conocías del famoso clásico estadounidense

0

Matar a un ruiseñor de Harper Lee es unos de los clásico más conocidos de la literatura norteamericana del siglo XX. Sin embargo, a pesar de su fama, pocos conocen estos 10 datos curiosos sobre la obra.

datos curiosos matar a un ruiseñor

Seguramente has escuchado sobre el libro Matar un ruiseñor de Harper Lee, o a lo mejor ya lo leíste. Pero de lo que estamos seguros es que muchos de los siguientes datos curiososos no los conocías.

Te puede interesar: El cuento de la criada: 12 datos intrigantes sobre la famosa novela de Margaret Atwood

Desde su publicación en 1960, Matar un ruiseñor de Harper Lee ha cautivado a lectores de todas las edades y de todo el mundo con su conmovedora exploración de la justicia y la moral en el sur de los Estados Unidos durante la era de la segregación racial.

Pero, a pesar de su éxito y de lo conocido que es, este clásico moderno está lleno de datos curiosos y detalles fascinantes que nos hablan sobre la vida de la autora, el proceso de escritura y la recepción del libro.

Descubre algunos datos curiosos que te harán disfrutar más Matar un ruiseñor y la genialidad de Harper Lee.

10 datos curiosos de Matar un ruiseñor

Compra el libro Matar un riseñor

Harper Lee presentó una novela distinta a su editora, que después se publicaría como Ve y pon un centinela. En este borrador la historia está ambientada 20 años después de Matar a un ruiseñor, contiene muchos de los mismos personajes y temas. Lo narraba Scout en su adultez, después de regresar al pueblo de Maycomb. También Atticus tiene una ideología muy distinta a la que se enfrenta la protagonista.

Contrato para publicación

Cuando Harper Lee entregó el manuscrito a la editorial J. B. Lippincott Company, la editora Tay Hohoff le hizo algunas observaciones que cambiaron la perspectiva y el rumbo de la historia. A la editora le gustó el flashback sobre la infancia de Scout t y le dijo a Lee que escribiera un libro desde la perspectiva de la niña.

Tay Hohoff

Lee era una escritora metódica y se tomó su tiempo en Matar a un ruiseñor. De hecho, se dice que pasaba entre seis y doce horas al día en su escritorio, pero sólo producía una página de manuscrito al día. Y cuando entregó el manuscrito, tuvo dos años más de trabajo donde escribió una y otra vez el libro.

Manuscrito primera página

El libro estuvo a punto de llamarse Atticus, por el personaje Atticus Finch, que tiene un papel muy importante en la obra. Al final la autora abandonó esta idea por temor a que el libro pareciera demasiado centrado en un solo personaje.

Atticus Finch en la película

El pueblo imaginario de Maycomb, donde se desarrolla la novela, está inspirado en el pueblo natal de Harper Lee: Monroeville, Alabama. Las calles y algunos sitios tienen la descripción de los lugares de la ciudad donde creció la autora.

Además, en el libro, Boo Radley es un recluso que deja regalos para los niños en un árbol. Es posible que Lee le tomara como modelo a un hombre real, Alfred “Son” Boulware, que vivía en Monroeville cuando la autora era niña.

Según Capote, “Era un hombre de verdad y vivía muy cerca de nosotros. Solíamos ir a coger esas cosas de los árboles. Todo lo que [Lee] escribió sobre él es absolutamente cierto”.

Lee basó al entrañable Atticus en su propio padre, AC Lee, que trabajaba como abogado y una vez defendió a dos hombres afroamericanos acusados de asesinato. Aunque perdió el caso, las lecciones que impartió a su hija dejaron claramente huella.

Harper Lee y AC Lee

Debido que su padre era abogado, Lee pasó gran parte de su infancia en el juzgado de Monroeville. Cuando era niña, ella veía el ir al juzgado como ir al cine y disfrutar de lo que pasaba ahí. La propia Lee estudió Derecho, pero lo dejó.

Lee modeló a Dill, el vecino, a partir de Capote. De niño, Capote -el autor de A sangre fría y Desayuno en Tiffany’s– vivía al lado de Lee. Jugaban juntos e incluso compartían la máquina de escribir de Lee. Ambos niños estaban fuera de los círculos sociales de su unida ciudad sureña.

Harper Lee y Truman Capote

Tras abandonar los estudios de Derecho, Lee se trasladó a Nueva York y trabajó como recepcionista en una compañía aérea. Una Navidad, sus amigos Joy y Michael Brown le hicieron un regalo: dinero suficiente para escribir durante un año.

En un ensayo para McCall’s en 1961, Lee escribió que le dijeron que dejara su trabajo y escribiera lo que quisiera, sin condiciones. “Nuestra fe en ti era realmente todo lo que les había oído decir. Haría todo lo posible por no fallarles”.

Harper Lee publicó Matar un ruiseñor en 1960 con muy pocas expectativas, incluso pensaba que no se vendería su libro. En cambio, el libro fue un éxito masivo. No sólo fue un éxito de ventas, sino que fue seguida de una película ganadora de un Oscar protagonizada por Gregory Peck.

También ganó el Premio Pulitzer en 1961. En la actualidad, el libro vende casi un millón de ejemplares al año.

Primera edición

Durante varios años el primer manuscrito de la historia de los Finch se creía perdido hasta que Tonja Carter, abogada de Lee, lo encontró en los archivos de la autora en 2014.

En 2015 se publicó bajo el título de Ve y pon un centinela, y fue una decepción para aquellos que amaron Matar un ruiseñor.

En parte la decepción fue porque la editorial lo presentó como una continuación de la única novela publicada de la autora cuando era un borrador de la misma.

Primera edición Ve y pon tu centinela

¿Conocías alguno de estos datos de Matar a un ruiseñor Harper Lee?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *