La fiesta de la insignificancia: mejores frases

La fiesta de la insignificancia, una de las más recientes novelas del escritor checo Milan Kundera, está, como siempre, cargada del estilo y filosofía de este gran escritor.

Estas son las mejores frases de este libro publicado en 2014.

la fiesta de la insignificancia kundera

Mejores frases de La fiesta de la insignificancia

“Y cuidado con el sentido exacto de esa palabra: un Narciso no es un orgulloso. El orgulloso desprecia a los demás. Los subestima. El Narciso los sobrestima porque observa su propia imagen en los ojos de los demás y desea embellecerla. De modo que cuida muy amablemente todos esos espejos.”

“La gente se va encontrando en la vida, discute, se pelea, sin darse cuenta de que se interpelan de lejos los unos a los otros, cada cual desde un observatorio situado en distinto lugar en el tiempo.”

esa capacidad aritméticamente medible que no se distingue entre distintos individuos sino cuantitativamente

“Comprendimos desde hace mucho que ya no era posible subvertir el mundo, ni remodelarlo, ni detener su pobre huida hacia delante. Sólo había una resistencia posible: no tomarlo en serio.”

“había comprendido muy pronto que no había motivo para contener su buen humor, ya que las chácharas ligeras y alegres convierten al hombre trágicamente enfermo en un ser aún más atractivo y admirable.”

“La insignificancia, amigo mío, es la esencia de la existencia. Está con nosotros en todas partes y en todo momento. Está presente incluso cuando no se la quiere ver: en el horror, en las luchas sangrientas, en las peores desgracias. Se necesita con frecuencia mucho valor para reconocerla en condiciones tan dramáticas y para llamarla por su nombre. Pero no se trata tan sólo de reconocerla, hay que amar la insignificancia, hay que aprender a amarla.”


¿Te gusta Milan Kundera?

Lee la biografía completa de Milan Kundera.

2 comentarios:

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!